Violencia Doméstica en Panamá

Esta información es traída a ti gracias de la campaña #RespiraSinViolencia de Fundamorgan.

¿Qué es la violencia doméstica?


Empleo de la fuerza física, violencia sexual, sicológica, patrimonial, intimidación o persecución contra una persona por parte de su cónyuge, ex cónyuge, familiares o parientes con quien vive o haya vivido bajo el mismo techo.


La violencia doméstica nunca es culpa de la víctima.


¿Cómo distingo si estoy en una relación violenta?


Algunos signos que te pueden ayudar a distinguir si estás en una relación violenta son:


- Controla todo lo que haces

- Revisa tus pertenencias

- Limita que te relaciones con otras personas, incluso familiares.

- Te culpa de todo

- Te obliga a tener relaciones sexuales

- Te insulta y humilla

- Te grita

- Te pellizca, jalonea, aprieta para generarte dolor

- Te pega


La violencia, se manifiesta en escalada. Va desde celos y gritos a golpes, e incluso a la muerte.


La violencia doméstica nunca es culpa de la víctima.


¿Qué hacer en caso de sufrir violencia doméstica?


- Guarda y documenta los mensajes, correos y amenazas contra ti.

- Memoriza los números de la Policía Nacional y tus contactos más importantes.

- Avísale a tus amigos o familiares de mayor confianza

- Guarda algo de dinero y tus documentos esenciales por si tienes que salir de urgencia de la casa.

- No te aísles: cuenta la situación a una persona de confianza, ya sea familia, amigas(os), compañeras(os) de estudio, trabajo, vecinas(os).

- Busca información: llama de manera anónima, si lo prefieres, o acude a cualquier sede del INAMU o la Defensoría del Pueblo, para conocer las alternativas que tienes a disposición.

- Organiza un maletín, con copias de documentos personales (cédula, pasaporte, fichas del seguro social, certificados de nacimiento, escrituras de la casa, contrato de alquiler) que consideres importantes, en caso que tengas que salir de forma temporal y urgente de la casa.


La violencia doméstica nunca es culpa de la víctima.


Si ya dejaste a tu pareja, es recomendable:


- Presentar una denuncia y solicitar medidas de protección.

- Llévate a tus hijos contigo.

- Cambiar la cerradura de tu casa.

***no es necesario que el Ministerio Público brinde medidas de protección para cambiar las cerraduras. Lamentablemente no todas las víctimas de violencia al separarse de su agresor presentan la denuncia; es lo ideal y la primera recomendación que brindamos, pero no suele ocurrir. Es por ello que considero importante que la víctima que queda en casa y que tal vez no ha valorado esa opción, medite sobre esa opción y aplicarla para protegerse.

- Variar las rutas al trabajo, al supermercado y a tu casa

- Notificar a tu empleador de esta situación

- Avisarle a tus amigos y familiares más confiables


La violencia doméstica nunca es culpa de la víctima.


¿Dónde puedes acudir o llamar?


Instituto Nacional de la Mujer (INAMU): 182

Policía Nacional: 104

MIDES: 147 (asistencia emocional)

Ministerio Público: 524-2345 y violenciadomestica@procuraduria.gob.pa


La violencia doméstica nunca es culpa de la víctima.


¿Qué pasa cuando denuncio? ¿Cómo es el proceso para interponer una denuncia?


Para interponer una denuncia:


- La víctima puede interponer denuncia en el Ministerio Público donde será entrevistada para que de manera resumida explique el lugar, fecha, hora y manera en que se dieron los hechos, y señale si había testigos o pruebas que respalden su relato.

- El Ministerio Público debe otorgarte medidas de protección, inmediatamente, y oficiar para que sea notificada la persona agresora a través de la Policía Nacional.

- Luego, el Ministerio Público inicia las investigaciones preliminares, sin un periodo de tiempo estipulado. Cuando el Ministerio Público, haya incorporado las pruebas a la carpetilla, solicitará una audiencia de imputación de cargos.

- En dicha audiencia se pone en conocimiento a la persona agresora de los cargos que se le investigarán.

- Cuando el Ministerio Público culmine las investigaciones (puede ser 6 meses) podrá solicitar al Juez que se sobresea o que se acuse dependiendo de las pruebas incorporadas.

Importante. El proceso dura aproximadamente seis meses, dentro de ese tiempo habrá algunas citaciones y siempre deben garantizarte tus derechos. En caso de que trabajes, según la Ley 82 de 2013 establece que la empresa o la institución donde labores debe otorgarte los permisos para acudir a las citaciones, y tú debes entregar a la empresa el comprobante que debe darte la institución judicial, cuando la solicites.