¿Qué tan riesgoso es invertir en Panamá?


El mundo nos califica según la información que está a su alcance y nosotros nos hacemos más competitivos como país cuando damos a conocer nuestros números. Toda esta información, el nivel de riesgo medido por diferentes calificadoras, el crecimiento continuo de nuestro PIB y la inversión en infraestructura del sector público y privado son ya razones sólidas para que grandes empresas se fijen en Panamá. Pero, ¿qué tanto más se puede hacer atractivo a Panamá para la inversión extranjera?

Si analizamos a Panamá, nos encontramos con indicadores que califican el nivel de deuda del país. Estas calificaciones (designadas por Moody´s, Standard and Poor por ejemplo) nos muestran que el desempeño macroeconómico del país ha sido positivo. Esto significa que el número de inversionistas que quieren colocar su dinero en proyectos del suelo istmeño será mayor y con mayor certeza del retorno de su dinero.

Supongamos que Panamá despierta el día de mañana con una calificación de AAA (S&P). Al no tener duda que nuestra capacidad de cumplir con nuestros compromisos financieros es tan fuerte que no haría dudar a ningún inversor.

Incluyamos ahora, la variable de la percepción de la corrupción. Si la población siente y expresa que el gobierno de turno se presta para prácticas incorrectas de la gestión del presupuesto gubernamental (sobornos, coimas, gasto público indebido, etc.), este índice tiende a bajar. Hagamos el supuesto que la subjetividad en la que se basa este índice es nula. Cuando un inversionista vea nuestro desempeño, verá que el gobierno impulsa el crecimiento económico. Sin embargo, como un buen país latinoamericano, estamos aún sumergidos en el fantasma de la corrupción del siglo pasado.

Si el inversor toma un vuelo hacia la ciudad de Panamá y revisa estos datos, ¿Invertiría en Panamá?

Al momento que aterriza el avión en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, verá la ampliación de la segunda terminal y contemplará otra variable que no hemos mencionado aún, infraestructura. Nuestro crecimiento sólido en el sector de servicios como centro logístico, financiero y de transporte mejorará nuestro PIB este año y diversifica la economía panameña. La inversión en este tipo de proyectos que mejoren los sectores antes mencionados mejora nuestra capacidad y competencias. Por el contrario, también nos volvemos más vulnerables a shocks externos. Si el dólar se devalúa y las tasas de interés vuelven a subir en EE.UU. el día de mañana, tendremos que volver a poner a prueba nuestra capacidad de tomar medidas para salvaguardar y compensar el efecto negativo que este escenario tendría en nosotros.

En conclusión, el inversionista tiene siempre la información imperfecta. Al momento de invertir, él junto a otros participantes externos tomarán la decisión que se ajuste a su perfil de riesgo como inversionista según la información que posea. De momento, debemos priorizar que este crecimiento de Panamá sea controlable. En el momento que algunas de estas variables y otras no mencionadas cambian negativamente, será grave el efecto adverso en nuestra economía. La estabilidad de nuestra economía y el crecimiento no necesariamente están correlacionados, la gestión pública adecuada e integra asegurará que la solidez de estas dos variables tengan sentido en el largo plazo.

Indice de Percepción de la Corrupción 2017 - https://www.datosmacro.com/estado/indice-percepcion-corrupcion

Definiciones de Calificaciones de S&P Global Ratings - https://www.standardandpoors.com/es_LA/delegate/getPDF?articleId=1955288&type=COMMENTS&subType=RATING%20DEFINITION

Calificadoras de Riesgos y sus puntuaciones - https://tradingeconomics.com/panama/rating


188 views

Praxis Comunicaciones, S.A.