Microcrédito en la Base de la Pirámide


¿De qué estamos hablando?

El crecimiento económico de Panamá se debe al desempeño de las industrias tanto en las ciudades y áreas urbanas, como en los poblados lejanos a las metrópolis provinciales. Dentro de estos, hay emprendedores con un gran futuro por delante. La barrera principal que encuentran nuestros emprendedores siempre será el acceso a crédito. Esto se debe a que nuestro pensamiento urbano es limitado acerca de la realidad rural para desarrollar servicios financieros en la base de la pirámide.

Existen países en los cuales el sector privado ha decidido poner a prueba estrategias inclusivas y no limitar a solo un sector de la población al uso de servicios financieros. Si miramos un buen ejemplo de desempeño en las microfinanzas, podemos mencionar a Nicaragua. La inclusión financiera nicaragüense ha demostrado que el “no pago” es un síntoma de un cliente insatisfecho.

¿Cuál es el background?

¿Es realmente riesgoso invertir en la base de la pirámide?

La falta de conocimiento real de como operar en la base de la pirámide ocasiona incertidumbre. Esta es interpretada por el sector financiero como un riesgo que muchos inversionistas no están dispuestos a asumir. Aun si existen redes de asociaciones y cooperativas que permiten que grandes empresas entren a participar en este mercado, ¿qué tanto se puede “arriesgar”?

La solución más obvia es colocarle un precio a este riesgo, lo cual ha dado resultados poco favorables. Ya que las empresas no asumirán el riesgo, este pasa al cliente en una tasa ajustada al riesgo. Es aquí donde vemos la palanca que genera un ciclo vicioso, el cocinero que quiere abrir un pequeño restaurante en la montaña debe adquirir un crédito por el triple del costo financiero que el emprendedor citadino.

¿Quiénes están involucrados?

Según el informe del Banco Mundial, las empresas que incursionen en desarrollar un sistema apropiado para gestionar dinero en aplicaciones móviles pueden disminuir o remover barreras para la inclusión financiera. Esta sería una gran oportunidad para aumentar la tenencia de cuentas bancarias formales con un enfoque alternativo para su uso de manera móvil.

¿Cómo me afecta esto a mi?

Todos los panameños debemos educarnos en cómo administrar nuestro dinero. Estamos entrando en una era para repensar el contexto apropiado para incursionar en la base de la pirámide y educar a la población con una manera adecuada al escenario de emprendimiento. Todos merecemos tener la misma oportunidad. el camino fácil para los bancos y prestamistas es el camino más complicado e injusto para un señor de 40 años que abre su primera cuenta bancaria con la visión de educar a sus hijas. ¿Podremos cambiar la manera que adquirimos un crédito en los sectores rurales del país?

Fuente

The Global Findex Database 2014 – Banco Mundial.

http://documents.worldbank.org/curated/en/187761468179367706/pdf/WPS7255.pdf#page=3

Puedes leer el artículo original aquí.

¡Gracias por leer!

Déjanos un comentario.

Javier Peralta Carrera

Candidato MBA INCAE

Voluntario de Praxis

Si te gustó el artículo, dale me gusta y compártelo.


124 views